¿Qué moneda utilizan más los países de la UE en su comercio?

España paga en dólares la mayoría de los productos importados y consumidos de otros países fuera de la Unión, según Eurostat. El euro es la moneda más utilizada por la Unión Europea en su comercio con países fuera de la Unión Europea, según los últimos datos publicados por Eurostat. La oficina estadística europea señala que el año pasado casi la mitad de los productos importados por la Unión Europea de países fuera del bloque se pagaron en moneda comunitaria, mientras que una tercera parte se formalizó en dólares. Por el contrario, más de la mitad de las exportaciones se facturaron en dólares (55%) y poco más de un tercio (34%) en euros.
La elección de la moneda está determinada en gran medida por el tipo de producto comercializado, según Eurostat. Así, mientras que el 85% de los productos petroleros importados por la Unión Europea se facturaron en dólares, aproximadamente la mitad de los productos primarios (54%) y de los productos manufacturados (50%) que exportaron a países no miembros se pagaron en la Unión Europea. Euros
En el capítulo sobre importaciones, los países que más facturan en euros son Eslovenia, Letonia y Eslovaquia. Aproximadamente dos tercios de los bienes importados por Eslovenia se pagaron en euros (68%), mientras que en Letonia y Eslovaquia este porcentaje se reduce al 65%. Detrás de estos tres países se encuentran Austria (55%), Croacia (49%) y Alemania (48%). En el caso de España, la mayoría de las importaciones se facturaron en dólares, ya que en euros solo se formalizó el 38,4%.
En el lado opuesto está el Reino Unido, que solo facturó el 4,6% en euros, en comparación con el 67,5% en dólares y el 20,6% en su moneda, la libra. A continuación, Suecia, con un 14% en euros, y Grecia y Dinamarca, ambas con el 24% de las operaciones facturadas en moneda comunitaria. En total, 20 de los 28 estados miembros facturaron más de la mitad de sus importaciones en la moneda estadounidense.
En cuanto a las exportaciones, las tablas cambian: 18 de los 28 socios europeos utilizan el euro principalmente cuando venden sus productos. Los porcentajes más altos se encuentran en Eslovaquia (81%) y Eslovenia (79%), seguidos de Italia (71%), Letonia y Austria (ambos 69%). Por el contrario, el Reino Unido (3%), Irlanda (9%), Suecia (17%), Dinamarca (21%) y Malta (23%) utilizaron el euro menos en sus exportaciones a países fuera de la Unión Europea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *